LA PIEL Y LA DIABETES

LA CIRCULACIÓN PERIFÉRICA EN LA DIABETES.
3 febrero, 2020

Por la naturaleza de la enfermedad en el sentido de afectar la circulación de la sangre por el exceso de glucosa que luego se convierte en grasa y tapa los conductos sanguíneos, también reseca la piel porque la sangre lleva humedad a las células de la piel ademas de los nutrientes que la mantienen cumpliendo la función de proteger el cuerpo.

Es por esta razón que la piel se reseca y se quiebra permitiendo que bacterias anaerobicas ( que buscan ambientes sin oxigeno ) pueden penetrar a lugares como los pies y causar infecciones que terminan en gangrena y amputación.

En la diabetes el primer paso es proteger sus pies y nosotros podemos ayudar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *